"La tecnología nos permite estar más conectados que nunca al mundo, pero estar conectados no significa necesariamente que lo entendamos o que seamos capaces de contextualizar la información que recibimos.

Llevando este concepto al mundo laboral, nos encontramos en un ambiente de trabajo mucho más sofisticado que hace 10/15 años, en donde cualquier profesional tiene que tener la capacidad de comunicarse efectivamente y de entender múltiples contextos en el día a día.

Por todo esto desde BMIND, tomamos la decisión de contar con E-stratego con el objetivo de capacitar y potenciar a los equipos, con herramientas orientadas a la inteligencia emocional (cosa que no podrán hacer los algoritmos, ni la Inteligencia Artificial) que nos permitiesen entender y contextualizar mejor, y por ende mejorar la eficiencia y eficacia de nuestras comunicaciones y formas de trabajar.

Tras una intensa jornada puedo recomendar a cualquier empresa, independientemente de su tamaño y cultura, que vivan la experiencia de E-stratego. Esta inversión les permitirá descubrirse y mejorar el conocimiento de sus compañeros, con el objetivo evolucionarpersonalmente y tener la capacidad de adaptar la comunicación en función de las distintas estrategias detectadas.

Gonzalo Galván Garrido

Chief Executive Officer & Co-Founder en BMind

Conoce más acerca de e-stratego y lo que puede hacer por ti o tu empresa en e-Stratego Experience, el Lunes 15 de Octubre en Madrid.

Más Información AQUÍ


Hard Skills y Soft Skills; ¿sabemos lo que son? Puede que no lo tengas del todo claro, pero seguramente lo has escuchado o leído en alguna parte.

Por un lado tenemos las Hard Skills, son habilidades técnicas adquiridas mediante el estudio, como pueda ser la Programación, el uso de una determinada herramienta o una titulación. Estas son las habilidades que están mas relacionadas con nuestro Curriculum Vitae y que son todavía muy necesarias para según que puestos, sobre todo los más técnicos.

Después encontramos las Soft Skills, son aquellas habilidades que no se obtienen a base de estudio, como puedan ser conocimientos técnicos o teóricos. Son habilidades que uno tiene, o no, de manera innata, como la capacidad de relacionarse, empatía, asertividad, capacidad de negociación o trabajo en equipo.

Digamos que, la hard skills son las mínimas necesarias para acceder a un puesto de trabajo, y las Soft Skills son las que te hacen llegar a ser un buen profesional en dicho puesto de trabajo.

Un reciente estudio elaborado por la red social Linkedin, revela que el 57% de las empresas más relevantes, consideran más importantes las Soft Skills que las Hard Skills

Según el estudio, estas son algunas de las Soft Skills más demandadas:

Liderazgo

Comunicación

Colaboración

Gestión del tiempo

Todos tenemos talentos innatos: ¿Conoces realmente cuales son tus Soft Skills? En e-Stratego contamos con las herramientas para descubrirlas y potenciarlas, ayudándote así a alcanzar la mejor versión de ti mismo

Conoce tus Soft Skills y aprende a potenciarlos en el TALLER GRATUITO, en una experiencia para descubrir cosas de ti mismo, el próximo día 15 de Octubre

REGÍSTRATE AQUÍ


El pasado 9 de julio e-Stratego tuvo el privilegio de poder compartir una jornada con el equipo directivo de BMind junto a buena parte de sus managers en sus oficinas. En el ambiente, un alto grado de expectación ante la propuesta novedosa de pasar un día aprendiendo y disfrutando.

BMind ha irrumpido en el mercado publicitario y en la consultoría digital a un ritmo envidiable. Su cultura empresarial fomenta, entre otros valores, el crecimiento personal de sus integrantes y apreciaron la propuesta de conocimiento de e-stratego como un elemento útil y complementario. Sin embargo, una cosa es la teoría y otra la práctica, así que todos los presentes nos pusimos alto el listón de exigencia. Por ello, iniciamos la travesía con una dinámica de presentación personal con puesta en común, lo que relajó el ambiente y nos permitió entrar en materia. Hablamos de Inteligencias, del Ego, del contexto empresarial y nos adentramos en el mundo de las 9 estrategias que usamos para diseñar nuestro comportamiento social.

Para compensar el torrente de términos técnicos y de atributos de cada tipo de comportamiento, incluimos videos y juegos. El tiempo iba pasando con aportaciones y preguntas de los participantes a los facilitadores y la atmósfera era muy fresca, a pesar del caluroso día.

Al final de cada estrategia, una dinámica de role play sacaba de la zona de confort a los asistentes, que intentaban desafiar al equipo e-Stratego argumentando según lo aprendido: Una breve charla con un manager de una estrategia determinada para conseguir un propósito concreto, pero, a su vez, complicado.

A lo largo de la mañana, seguimos desarrollando el temario enfocado al entendimiento de las nueve estrategias que forman la base de e-Stratego, incluyendo anécdotas y experiencias curiosas en el ámbito profesional. Con cada role play, el equipo de BMind se iban armando de confianza e información para sacar adelante las situaciones retadoras en las negociaciones internas que les íbamos planteando.

Después de un mini break para llenar los estómagos y reflexionar sobre lo aprendido, volvimos a la carga con algunas dinámicas de refuerzo e Incluimos un punto de gamificación, lo cual aumento el grado de divertimento e implicación de los equipos.

El resultado positivo fue ver con qué facilidad la gente ya empezaba a identificarse con una estrategia u otra como prioritaria. Más allá que esto, también evidenciaba que todos tenemos elementos de cada estrategia en grados diferentes según nuestros comportamientos.

Finalmente, vivimos una dinámica basada en técnicas de coaching, que exploraba cómo nos puede servir la adaptación de una estrategia u otra en un momento dado para enfrentarse a una tarea en la que una estrategia diferente a la que solemos emplear puede ser más eficaz para conseguir lo que uno quiere. La experiencia dio la oportunidad a todos de pensar “out of the box “ y ver el impacto de las relaciones desde una perspectiva mucho más amplia.

Y como colofón la entrega de los diplomas y del “Action Plan” que cada uno de los asistentes deberá usar para aplicar mejoras rutinarias en las próximas semanas.

La sensación fue tremendamente positiva. Todos habíamos aprendido cosas nuevas, ya que la vida es un proceso de aprendizaje continuo. Por otro lado, el día sirvió para plantearse preguntas fundamentales para entenderse mejor a uno mismo y a los demás y, así sacar lo mejor de todas las situaciones con las que nos encontramos a diario en el ámbito laboral y personal.

Como resumen solo podemos decir que el equipo humano de BMind es espectacular y que, sin duda, es parte esencial de su éxito